Cristián Rodríguez: "Por querer ahorrar unos pocos pesos, me dejaron mutilado"

Por:

Cristian Mena
15/05/2009
Ex civil a contrata de la Armada fue diagnosticado de 2 enfermedades que nunca tuvo: Crohn y Bechet. El tratamiento de corticoides le ocasionó necrosis en las caderas, necesitando prótesis. De baja, hoy denuncia con patrocinio del Diputado Vallespín.
Compartir
“Se me ha tratado de lo peor, se me ha humillado, y en el fondo lo que quiero es que aquí alguien responda por lo que me pasó”, exige con voz firme y ojos vidriosos Cristián Rodríguez, ex civil a contrata de la Armada que fue diagnosticado de 2 enfermedades que nunca tuvo y cuyo tratamiento innecesario lo tiene con una prótesis de cadera y con bastones a la espera de ser intervenido de la otra. Mientras tanto, fue dado de baja por la institución, sin pensión de ningún tipo y, ante la negligencia, hoy hace la denuncia con el patrocinio del Diputado Patricio Vallespín (DC).
La historia de equivocaciones del ex trabajador de la Gobernación Marítima de Puerto Montt comenzó en septiembre de 2006, cuando por dolores de espalda fue examinado en el Hospital Naval de Talcahuano, donde, según dice, se le niega un examen debido a su alto costo ($100 mil). En noviembre de aquel año, tras una colonoscopía, con un 50% de certidumbre y sin ratificación de exámenes de sangre, se le diagnostica la enfermedad de Crohn (inflamación crónica al tubo digestivo), comenzando un tratamiento basado en altas dosis de corticoides (60 miligramos diarios).
En enero de 2007, Cristián es hospitalizado en la Clínica Los Andes por reacción alérgica a los corticoides recetados. En ese momento, es trasladado otra vez al Hospital Naval de Viña del Mar, donde se le diagnostica que tiene la enfermedad de Bechet y no la de Crohn, pero sin un examen que lo determinara categóricamente, más aún si no tenía los síntomas (úlceras bucales y genitales). Posteriormente, una radiografía acusó necrosidad en sus caderas por el uso de los corticoides, por lo que requiere prótesis en éstas, entrando a pabellón por la primera en octubre de 2008. “Vamos a instalar las prótesis y demos vuelta la página”, asegura que le dijo el Almirante Jaime Vidal, Director de Salud de la Armada.
Y por si esto fuera poco, Rodríguez en medio de la terapia para sus caderas del 2007 se le desplaza el fémur y en febrero de 2008, tras fuertes dolores, sin análisis mediante, le sacan la vesícula, cuando en realidad no tenía ni cálculos. Menos mal que salvó del infarto que tuvo en la operación.
Pero, ¿qué enfermedad tenía Cristián Rodríguez? Recién lo vino a saber en abril de 2008, cuando un sobrino ingresó al Hospital Clínico de la UC con síntomas similares a quien se le tomaron los exámenes pertinentes, lo cuales fueron enviados a España para su análisis. Conclusión: fiebre mediterránea familiar. Entonces, el establecimiento que conocía su caso le pidió los exámenes que también mandaron a la madre patria. ¿Conclusión? Exacto, fiebre mediterránea familiar, la cual se trata con Paracetamol y Cochilzina hasta que se disipa, medicamentos cuyo costo no supera los $2 mil pesos mensuales.
A pesar de los 2 años de tratamientos erróneos, hace 6 meses la Comisión de Salud de la Armada lo dio de baja, sin pensión de ningún tipo, por “enfermedad invalidante auto-inmune”.
No hay salud
“Nunca tuvieron un poquito de respeto hacia mi salud, porque aquí se dejaron de lado muchos exámenes que costaban $100 mil pesos y, sin embargo, se me colocaron 3 dosis de Inflimax que costaban $1 millón 200 mil pesos cada uno, que lamentablemente no me sirvieron para nada”, detalla Cristián Rodríguez.
“Se me ha humillado, en el fondo, lo que quiero es que aquí alguien responda por lo que me pasó, que los responsables paguen (…) ojalá se haga justicia, pues por querer ahorrar unos pocos pesos, me dejaron mutilado… psicológicamente estoy mal, pero creo que alguien tendrá que dar la cara”, expresa visiblemente afectado.
“La Armada no puede ‘dar vuelta la página’ como le pidió el Almirante Vidal, sino que tiene que enfrentar esta situación (...) Además, se le da de baja por una enfermedad que le generó la propia Armada por los malos tratamientos y hoy está completamente desamparado, sin recibir ningún peso que es lo que correspondería”, indicó el Diputado Patricio Vallespin, quien patrocina esta denuncia del funcionario de 45 años, de los cuales entregó 24 años a la institución.
“No ha existido investigación sumaria en el Hospital (de la Armada), no ha habido una respuesta convincente a cómo esta situación ha llegado hasta donde está y, obviamente, yo voy a oficiar a la Armada para que se aclare esta situación, se repare lo que ha vivido don Cristian Rodríguez”, expresó el parlamentario DC, advirtiendo que “evaluaremos si interponer una demanda en Tribunales, porque creemos que acá ha habido una negligencia médica inaceptable con un daño irreversible”.
________________________________________________
"Las opiniones vertidas en los comentarios son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que las emiten y no representan necesariamente a El Repuertero, medio que sólo actúa como plataforma de expresión democrática. Más detalles en Normas de Uso para Comentarios"