Autoridades en alerta por recurrentes vertimientos de aguas servidas en Lago Llanquihue

Por:

Equipo El Repuertero
26/09/2017

Las indagatorias apuntan a una empresa sanitaria que estaría contaminando las aguas, hecho que preocupa a la comunidad y está siendo investigado.

Hace unos días se viralizó en redes sociales fotografías y un video en que unos kayakistas constataban la presencia de heces en las aguas del sector donde se emplaza el aliviadero de tormenta, operado por  la empresa sanitaria ESSAL, en la costanera de Puerto Varas.

Al respecto, y tras los recurrentes episodios de contaminación por descargas de aguas servidas al lago Llanquihue, el Seremi del Medio Ambiente de la Región de Los Lagos, Jorge Pasminiio, expresó su preocupación ante lo que denomina “permanentes episodios de contaminación que afectan la calidad de las aguas del lago Llanquihue”. 

“Tras los episodios denunciados por la comunidad en febrero de 2017, esta seremi propició la creación de una mesa técnica de trabajo con el propósito de dar solución definitiva a una problemática que desde hace décadas afecta al principal cuerpo de agua dulce de la Región de Los Lagos. Sabemos que el tema es muy complejo porque estamos hablando de la propia infraestructura de la ciudad y del casco urbano por lo que es muy complejo tomar medidas de solución inmediata”, explicó la autoridad.

Este organismo - compuesto por la Superintendencia de Servicios Sanitarios SISS, Armada de Chile, Servicio de Evaluación Ambiental, Superintendencia del Medio Ambiente, la Dirección General de Aguas, la Dirección de Obras Hidráulicas y la Municipalidad de Puerto Varas- le exigió a ESSAL, revisar el sistema de alcantarillado, y observar si se introduce agua lluvia, que es un factor que colapsa los ductos y obliga a utilizar el aliviadero de tormenta.

“La postura de esta Seremi y de toda la Mesa Técnica, es que se descarte el uso del aliviadero de tormenta, sin embargo, para que ello ocurra, el sistema de alcantarillado debe ser más robusto, ajustado y proyectado acorde a los niveles de desarrollo de la ciudad de Puerto Varas. En concreto, se le planteó a ESSAL implementar un sistema de bombeo más robusto y un sistema de tuberías de mayor diámetro, para así incrementar el volumen de agua hacia la planta de tratamiento de Puerto Varas, para de tal forma minimizar a cero las descargas al lago”, expresó Pasminio.

La Mesa Técnica está a la espera de la propuesta definitiva por parte de ESSAL, la que debe ser entregada a más tardar en octubre, y que será validada por el mismo ente.

En este sentido, la Seremi del Medio Ambiente envió un oficio a los alcaldes de las comunas de Puerto Octay, Frutillar, Llanquihue y Puerto Varas, en el que les invita a discutir esta problemática respecto de la planificación urbana de cada comuna, en consonancia con la norma de calidad del lago Llanquihue, debido al aumento de población, sobre todo en época estival, factor que influye en los alcantarillados.

Ante las eventuales descargas irregulares que hubieran ocurrido en las últimas semanas, la autoridad espera que los organismos fiscalizadores y sancionatorios, tomen las medidas más drásticas correspondientes.

Finalmente,  Pasminio, en conjunto con representantes del Municipio de Puerto Varas, acompañará al Capitán de Puerto de Puerto Varas, Cristhian González, en un sobrevuelo a la bahía de la ciudad lacustre para apreciar y dimensionar los últimos episodios de contaminación por descargas de aguas servidas.