Colegio Santo Tomás aún no informa al Mineduc su decisión de ser privado

Por:

Equipo El Repuertero
02/04/2016

Los apoderados se manifestaron nuevamente contra la decisión del colegio. Según el director Faustino Villagra,  el alza en el arancel no será superior a los 7,2 UF; es decir, $184 mil, aproximadamente.

Si bien el Colegio Santo Tomás de Puerto Montt en diciembre pasado informó a los apoderados, a través de un correo, que a partir del 2017 pasará a ser privado, en el Ministerio de Educación -hasta la fecha- no se ha recibido ningún escrito formal que avale esta decisión.

Así lo dio a conocer el seremi de la cartera en Los Lagos, Pablo Baeza, quien explicó que “la ley de inclusión señala que todos los establecimientos que decidan pasar a ser particulares pagados el 2017, deben comunicarlo por escrito a los padres, apoderados y a la comunidad educativa en el mes que se inicia el año escolar anterior a aquel que dejará de percibir la subvención. En la región, ningún establecimiento ha comunicado formalmente la intención de pasar a ser particular pagado, aunque ese plazo vence el último día hábil del mes de agosto”.

En tanto, los apoderados y alumnos de dicho colegio, nuevamente, se manifestaron en el frontis del recinto para dar a conocer su molestia por el cambio de financiamiento que se hará efectivo a partir del 2017.

Su director, Faustino Villagra, explicó que el alza en el arancel no será superior a los 7,2 UF; es decir, $184 mil, aproximadamente, y la idea es implementar un fondo de apoyo a las familias que tienen más de un hijo en el colegio.

Según señala el Diario El Llanquihue, agregó que “entendemos la preocupación y la molestia legítima de los papás, que no quieren retirar a sus hijos del colegio. Es un hecho lamentable, porque hemos construido este proyecto hace años con mucho cariño y obviamente que para nosotros tampoco es grato perder alumnos que han estado aquí por un tiempo importante”.

Sobre la posible migración de estudiantes una vez que se concrete el cambio a privado, Villagra manifestó que “cuando avisamos en diciembre del año pasado, hubo familias que se fueron de colegio, pero la matrícula se mantuvo, ya que ingresaron otros alumnos nuevos”.

Luego de la manifestación, el director del colegio accedió a conversar con los apoderados y les explicó que la determinación es irrevocable, y que el arancel sólo se rebajaría dependiendo de la matrícula del próximo año, lo que no dejó conforme a los padres, por lo que continuarán con las medidas de presión.