Comenzó juicio oral por Caso Sophie: Revelaron que la lactante presentaba 120 lesiones al morir

Por:

Equipo El Repuertero
04/10/2019

La defensa de Francisco Ríos aseguró

Este viernes, y en medio de uan estricta supervisión, se realizó la primera jornada del juicio oral en contra de Francisco Ríos, único imputado por la muerte de su hija Sophie, siendo acusado por el delito de parricidio.

Según informó SoyPuertoMontt, en este día correspondió a los alegatos de apertura, donde cada parte estableció los lineamientos y las pruebas que va a establecer en el juicio y la teoría del caso que es lo más importante.

Así lo confirmó la fiscal Ana María Agüero, quien agregó que al momento de morir, la niña que solo tenía un año y 11 meses, tenía "aproximadamente 120 lesiones en todo su cuerpo, su carita, su boca, su cabeza, su cuello, tronco y extremidades, con esto me refiero a manos, brazos y piernas. Es un caso complejo donde un padre mata a su niña. Nosotros vamos a hacer todo lo que está a nuestro alcance con toda la prueba que vamos a rendir para poder lograr la condena"

En este contexto, las lesiones corresponderían a pinzamientos, percusiones y quemaduras. "Termina matándola, sacudiéndola violentamente, que también eso es un síndrome de niño sacudido que es típico en maltrato infantil", explicó la abogada.

Por su parte, la defensa insiste en que la niña se le cayó a Ríos en el baño y él la llevó posteriormente al Sapu de Alerce. "La teoría de ellos es que las maniobras que se realizaron en el Sapu por el personal médico no correspondieron y que eso le habría ocasionado la muerte en definitiva", detalló Agüero.

La profesional agregó que todo ocurrió "en un contexto de violencia intrafamiliar, ese es un punto importante que hay que destacar. Siempre Francisco Ríos, con las parejas anteriores que ha tenido, se ha valido de esta manipulación psicológica y violenta para tener acceso a sus mujeres. Las ha golpeado, las ha maltratado. No es la primera vez que maltrata a una mujer, nosotros tenemos prueba de ello. Tiene condenas por violencia intrafamiliar previa con parejas distintas. Ahora también a Camila Adriazola (madre de Sophie) él la golpeó", indicando que además actuó con alevosía.

"La alevosía para nosotros es actuar sobre seguro, él impide que la niña sea ayudada, auxiliada por su madre. Él, además, se asegura de su acción, de que nadie le interrumpa porque lo hace al interior de un baño y cuando escucha que Camila va bajando la escalera, él cierra la puerta, se encierra de tal manera que no vean la acción que estaba desarrollando".