Ocho de cada diez jóvenes considera necesario la ley contra el acoso callejero

Por:

El Repuertero
27/10/2015
El Ministerio de Desarrollo Social a través del Departamento de Planificación y Estudios de INJUV junto con Cademy la colaboración del Observatorio Contra el Acoso Callejero (OCAC Chile), realizaron el estudio “Jóvenes y Acoso sexual Callejero.

“Jóvenes y Acoso Sexual Callejero”, opiniones y experiencias sobre violencia de género en el espacio público”, es el primer estudio que recopiló información de 1.114 jóvenes entre 15 y 29 años de las 15 regiones del país para conocer la percepción de más de mil jóvenes respecto al acoso callejero, sus manifestaciones y consecuencias.

 Entre los hallazgos, se destaca que cinco de cada 10 personas afirman que este tipo de conductas presentan una problemática importante para la población juvenil, especialmente en los segmentos etarios que van desde los 15 a 19 años. El sondeo, también arrojó que las mujeres son el grupo más afectado por este tipo de violencia con un 68%. Las prácticas más comunes son las que no implican contacto físico, mientras que las tocaciones y roces de connotación sexual alcanzan un 45%.

 En el caso de los hombres, uno de cada cuatro entrevistados considera haber sido víctima de acoso sexual callejero, el 51% de ellos señala haber sufrido acercamientos intimidantes y un 17% ha sido fotografiado sin su consentimiento, nueve puntos porcentuales más que en el caso de las mujeres.

 La encuesta también reveló, que el sexo del acosador incide en la percepción de vulnerabilidad de la víctima. Si el victimario es hombre las reacciones más comunes son de incomodidad, tanto para hombres como para mujeres, incluso en el caso de estas últimas, se suman sensaciones de rabia y miedo. En cambio, si la victimaria es mujer, el 60% de los hombres manifestó sentir alegría o risa. Esta cifra revela que el espacio público se vive de forma diferente de acuerdo al sexo de la persona, es decir, que la sensación de inseguridad de la mujer en lugares públicos, crece porque percibe la posibilidad de ser acosada o violada como algo real. Asimismo, cuando un hombre es violentado sexualmente por una mujer, es presionado a reaccionar como si fuera una situación normal y agradable.

 Al respecto, el Director Nacional de INJUV, Nicolás Preuss, manifestó que “como Instituto Nacional de la Juventud, estamos preocupados por las cifras arrojadas en este estudio, ya que el acoso callejero es también una forma de violencia de género en lo que concierne principalmente a las mujeres. Creemos importante promover el respeto en todo ámbito de acción y esta campaña es un aporte para sensibilizar sobre el respeto al espacio privado de una persona, el cual comienza en las calles pero también en el diario vivir”.

 Por su parte, María Francisca Valenzuela, Presidenta de OCAC Chile, agregó que la alianza entre las organizaciones" es fundamental para enfatizar nuestro compromiso con los jóvenes de Chile. INJUV es un aliado estratégico a nivel institucional, ya que compromete al grupo que estadísticamente es el más afectado por este tipo de violencia. Es fundamental generar campañas de sensibilización e información sobre este problema, es una meta que como organización buscamos alcanzar de la mejor forma posible. Esperamos lograr mayor cercanía y continuar entregando la información y apoyo necesario para seguir con nuestro trabajo contra el acoso sexual callejero y las desigualdades de género".

 Con el objetivo de abordar el acoso callejero desde una perspectiva educativa y terminar con la justificación de la violencia de género, comofruto deexpresiones culturales típicas, la presentación del estudio estuvo acompañada del lanzamiento del video #JuventudSinAcoso, material audiovisual que cuenta con la participación de Denise Rosenthal, reconocida cantante chilena, Natalia Valdebenito, actriz y animadora de radio y TV, y Nicolás Copano, periodista y conductor de televisión.

 El estudio realizado por INJUV y Cadem con la colaboración de OCAC Chile, entrega antecedentes que permitirán comprender la percepción de la juventud chilena sobre lo que constituye el acoso callejero, y de esta forma, es una guía para el trabajo conjunto en la lucha de la erradicación de agresiones tan dañinas, como la violencia de género.